viernes, 16 de septiembre de 2016

El placer de comer. Ki Tetzé(Deuteronomio 21:10-25:19)

La parashá Ki Tetzé incluye una legislación laboral interesante: cuando los campesinos recolectan la producción del campo, como por ejemplo frutillas, tienen permitido comer tantas frutillas como deseen mientras trabajan. La Torá reconoce que es cruel darle a una persona acceso a la comida pero prohibirle su ingesta.
En base a este razonamiento, la Torá prohíbe colocar un bozal a un animal que está arando un campo.
Y hay más extensiones interesantes de esta ley. Por ejemplo, está prohibido presentar comida frente a invitados y después hacerlos esperar para comer. ¿Te imaginas que alguien sirve un pollo para una comida festiva, pero que antes de comer, todos deben sentarse a escuchar un discurso de 30 minutos?
Otra legislación curiosa fue determinada en los años ’20 por un sabio norteamericano, Rav Moshé Feinstein. Se le preguntó acerca de la cría de ganado con fines comerciales, donde alimentaban a los animales con químicos en lugar de comida. Basado en esta parashá, el Rav Feinstein dictaminó esta práctica como prohibida dado que privaba a los animales del placer de la comida.
Dios nos ha dado un mundo lleno de comidas deliciosas y placeres. El Talmud dice que una de las primeras preguntas que nos harán cuando lleguemos al Cielo será si hemos probado todas las diferentes frutas que Dios creó. Él nos dio acceso a todas ellas, para que las disfrutemos. El judaísmo hace hincapié en los placeres, no los niega. La única condición es que mostremos apreciación hacia Dios por todo lo que tan generosamente nos concede.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Recomendación. Un excelente blog de libros para niños y jóvenes

A todos los lectores jóvenes o que estén interesados en la literatura infantil y juvenil, quiero recomendarles el blog https://corazoncitosl...