La versión de Heródoto de Cenicienta

Heródoto cuenta que Ródope procedía de Tracia, que no vivió en la época de Micerino como se contaba, sino mucho después, y que era esclava de Yadmo (Ἰάδμον) de Samos.9 Como miembro de la casa de Yadmo, Ródope fue compañera de esclavitud de Esopo. Fue llevada a Egipto en la época de Amosis II, y fue liberada de la esclavitud por un hermano de Safo: Caraxo, que pagó por Ródope una gran suma de dinero. En adelante, Ródope haría una fortuna dedicándose a la prostitución, en vez de casándose con un rey o faraón (como consta en otras versiones). Heródoto refiere la leyenda de que una de las pirámides de Giza fue construida por encargo de ella o para ella, pero no le da crédito.
Ilus Hilda Vera

CXXXIV. No dejó, sin embargo, Micerino de levantar su pirámide, menor que la de su padre, de más de 20 pies. La fábrica es cuadrada, de mármol etiópico hasta su mitad y de tres pletros en cada uno de sus lados. Pretenden algunos griegos equivocadamente que esta pirámide es de la cortesana Ródope, con lo que demuestran, en mi humilde juicio, cuán pocas noticias tienen de esa ramera, pues a tenerlas, no le dieran la gloria de haber erigido una pirámide en cuya fábrica se hubieron de expender los talentos a millares, por decirlo así. Además, Ródope no floreció en el reinado de Micerino, sino en el de Amasis, muchos años después de muertos aquellos reyes que dejaron las pirámides. Esta mujer fue natural de Tracia, sierva de Jadmon de Samos, hijo de Efestopolis, y compañera de esclavitud del fabulista Esopo, quien fue sin duda esclavo de Jadmon, como lo convence el que habiendo los naturales de Delfos, prevenidos por su mismo oráculo, publicado repetidas veces el pregón de que si alguno hubiese que quisiera exigir de ellos la debida satisfacción por la muerte allí dada a Esopo, estaban prontos a pagar la pena; nadie se presentó con tal demanda, sino un cierto Jadmon, nieto de otro del mismo nombre, a cuyo joven se satisfizo en efecto aquel agravio. Lo que declara que Esopo había sido esclavo de Jadmon.
CXXXV. En cuanto a la bella Ródope, pasó al Egipto en compañía de Xantes, natural de Samos; y aunque su destino en aquel viaje había sido enriquecer a su amo con la ganancia que le granjease su belleza, fue puesta en libertad mediante una gran suma de dinero por un hombre de Mitilene, llamado Caraxes, hijo de Escamandrónimo y hermano de la poetisa Safo. Quedóse Ródope libre y suelta en Egipto, donde juntó muchos caudales como linda y graciosa cortesana, grandes, sí, para una mujer de su profesión, pero no tantos que pretendiera con ellos levantar una pirámide. Y si alguno tuviere curiosidad, podrá aun ver por sí mismo la décima parte do las riquezas de Ródope, y por esto concluir que no deben atribuírsele tantas, pues queriendo dejar ella un monumento suyo a la Grecia, dio una ofrenda que nadie jamás había hecho ni aun pensado, y la dedicó en Delfos como memoria particular. Al efecto mandó que la décima parte de sus haberes se empleara en unos asadores de hierro, tantos en número para cuantos sufragase dicha cantidad, destinados a servir en los sacrificios de los bueyes; y en el día se ven aun amontonados detrás del ara que dedicaron los de Quío, frontera al templo de Delfos. Es ya antigua costumbre que sienten en Naucratis su tienda las cortesanas más insignes por su donaire y belleza. Allí moraba de asiento la mujer de quien hablamos, tan hermosa, que ningún griego había que por el nombre siquiera no conociese a la hermosa Ródope...
HeródotoHistorias, Libro II, CXXXIV-CXXXV.10
En la versión de Heródoto, Ródope tiene mayor relación con el ámbito cultural griego que con el egipcio. Según el padre de la historia, Ródope nació en Tracia, región cercana a las ciudades griegas, vivió en el puerto de Náucratis, que era una colonia comercial griega en el Nilo, se relacionó con poetas y escritores griegos (Safo y Esopo) y estableció un vínculo estrecho con el Oráculo de Delfos, una de las instituciones religiosas más prestigiosas de la Antigua Grecia.

Comentarios

Entradas populares