miércoles, 20 de julio de 2016

Epitafio de Jonathan Swift

Nacido en 1745, Jonathan Swift ha pasado a la posteridad por su novela Los viajes de Gulliver. Al margen de este clásico de la literatura, que no es precisamente una novela para niños sino una sátira, es uno de los pocos literatos que escribió su propio epitafio. Desde muy joven trabajó con pluma y tinta, siendo secretario de importantes figuras de Irlanda y Gran Bretaña. Ingresó en la Iglesia anglicana, donde también desempeñó labores relacionadas con secretaría y gestión. Falleció con 78 años, tras una depresión por la muerte de su esposa, a la que había conocido muy joven. En vida mantuvo siempre una postura muy combativa contra la idiotez y la corrupción que como en todas la eras de la huminadad abundaban.

Aquí yace el cuerpo de Jonathan Swift, doctor en Sacrosanta Teología, dean de esta iglesia catedralicia, donde la feroz cólera ya no puede romperle el corazón. Sigue adelante, viajero, e imítale si puedes, ya que fue un hombre que por encima de todo defendió la libertad.

Nota: Switf escribió su epitafio en latín, como se ve en la imagen. Arriba está la traducción literal y aquí sigue la adpatación que el poeta W. B. Yeats hizo del epitafio al inglés.
Swift has sailed into his rest;
Savage indignation there
Cannot lacerate his Breast.
Imitate him if you dare,
World-Besotted Traveler; he
Served human liberty.

tomado de https://elabreviadero.com/2016/04/05/epitafio-de-jonathan-swift/

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Dueños de nuestro destino - Parábola judía

El Talmud analiza el ejemplo de lo ocurrido con la hija del Rabí Akiva, quien de acuerdo con los astrólogos estaba destinada a fallecer el d...