lunes, 20 de junio de 2016

Escritora insomne. P.S

Desde la adolescencia que suelo tener insomnios. Al principio, por tensión sexual supongo, después por las culpas y angustias de las malicias cotidianas. Sin embargo estos insomnios eran esporádicos y al primero me lo curé con unos cuantos novios y al segundo con un psicoanalista.
Empecé a sufrir de insomnios constantes alrededor de los 35 años. Coincidió con mi separación del padre de mi hija. Mis insomnios estaban movidos, creo yo, por la tensión de la vida diaria y todo aquello que llamaría estrés: los gastos, las cuentas y cómo seguir de pie al día siguiente. Era el tipo de insomnio que no te deja pensar en otra cosa, de manera que lo que yo hacía era levantarme, encender la PC y leer cuanto blog encontraba a mano. Cualquier insomne  sabe que las pantallas desvelan hasta la mañana a cualquiera, sin embargo, pasearse por la casa es todavía peor que chatear o ver videos de you tube. El 2005 no era un el auge del blog pero había cosas buenas. Leía hasta muy entrada la madrugada y al final abrí mi propio blog y me entretuve en subir textos literarios que no estaban –por ese entonces- en la web, como poemas de Catulo y otras hierbas. Andando el tiempo, hice el duelo de mi matrimonio y dejé de padecer insomnio.
En suma, creo que el insomnio es un mal crónico, como el resfrío durante el invierno.

Yo intento hacer ejercicio físico y gastar energía todos los días para llegar a la noche cansada. Pero si me desvelo intento leer un clásico de dos o tres siglos atrás. O disfruto de la lectura o me entra el sueño. Y para la angustia veo una psicoanalista. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Recomendación. Un excelente blog de libros para niños y jóvenes

A todos los lectores jóvenes o que estén interesados en la literatura infantil y juvenil, quiero recomendarles el blog https://corazoncitosl...