La joven liebre de Durero

La joven liebre de Durero
Siempre atenta!

Teatro 1 - La tarántula, El Escorpión, Natalina y La Dificultad

Teatro 1 - La tarántula, El Escorpión, Natalina y La Dificultad
Baltasara Editora

domingo, 26 de agosto de 2007

Corazón de vidrio. Relato

El plan, por supuesto que imperfecto, que tengo es el siguiente. Si gano algo más de plata con la literatura, a los 35, como las prostitutas ya cansadas, me retiro del oficio y pongo un restaurant o un pub. Y tengo cinco hijos.

Se lo digo a mi marido. Me mira como si estuviera padeciendo un brote psicótico.

Yo no soy un comerciante, protesta.

Podríamos comprar una casa, digo.

Ambos hemos ganados becas y estamos con dinero encima, el cambio nos favorece.

El dice que es un ciudadano del mundo, no quiere afincarse en ninguna parte. No sé por qué estas palabras me suenan a la de Jorge Donn en la época en que bailaba el Bolero de Ravel.

Muy bien, no compramos una casa, ni una librería, ni un restaurante. No tendremos hijos este año, ni el que viene y tal vez nunca. Hemos pasado la mitad de nuestro matrimonio medio muertos de hambre, viviendo en casas alquiladas con un montón de gente, oyendo cómo los otros jadean de amor o roncan por las noches, comiendo papas cocinadas de todas las formas posibles, porque las papas eran lo más barato que había para comer. Papas a la miel, papas con pimentón. Tenemos un gato rayado, come alimento para gatos inglés. No nos animamos a castigarlo por la vida que llevamos.

Ahora que estamos mejor económicamente, resulta que a él esta vida le gustaba. La de la extreme austeridad. Lo considera un entrenamiento. Piensa, como Baudelaire, que la pobreza es una escuela para el artista. Yo, en cambio, deseo demasiadas cosas. Objetos: perfumes, vestidos, un par de zapatos sexy. Libros.

Al fin, recibo otro dinero.

Así que le digo: Hagamos un viaje. Un viaje importante.

El es reacio a gastar su dinero.

Le digo que pongamos todo lo que tenemos en una pila y gastemos en un viaje.

Solo hemos tenido vacaciones comunes y corrientes, de esas que hace la gente normal. Nos fuimos a la sierra o a la playa, lo pasamos mas o menos. Igual yo siempre lo paso bien, porque adonde voy llevo un libro por día de estadía, para leer. Nunca me aburro; no sé lo que es el aburrimiento.

Está bien, dice él. Vamos a España.

Está bien, agrego yo. Crucemos a Tánger. Quiero conocer a Paul Bowles.

El me mira desencajado. Leí casi todo lo que pude encontrar de Paul Bowles. Los cuentos, las novelas. Leí el epìstolario con Jane Bowles. Los libros de Jane Bowles. No era fanática de ellos, pero me interesaba cómo el talento puede pasar de uno a otro, por efecto del amor. De pronto el otro es más talentoso y el que aparecía como dador, como Pigmalión en la relación, se queda vacío. Como si el futuro talentoso se apropiara de un bien que era la esencia de su amado. Algo así le pasa a Joe Orton con su amante.

Paul Bowles?, pregunta él como escupiendo las cáscaras de unas semillitas de girasol imaginarias.

Viste la película de Bertolucci.

Prefiero conocer a Bertolucci.

Para qué?

Para qué Paul Bowles?

No puedo explicárselo.

Nada más sé que tiene 89 años y la gente no vive mil.

Le digo que planeemos un viaje.

Me dice que vaya con mi hermana, igual que diría que me vaya a la mierda.

El tiene el corazón de vidrio.

No siempre, pero muchas veces no parece una persona real.

Acto seguido le propongo el viaje a mi hermana. Estudia Bellas Artes, pero estuvo internada la mitad del año anterior, por un mal emocional. La conciencia es un mal, una vez despierta, un mal por la eternidad.

Mi hermana pregunta:

Dónde comeríamos?

En Mac Donald’s o en los Burger King o compramos cosas por ahí. La comida no debería ser lo que nos preocupe.

Yo, si no vamos a comer bien, no viajo. Hambre no paso.

Está bien.

Está bien.

Por esos días, a mi marido le ofrecen poner un estudio de televisión con unos socios. Cámaras, equipos para editar, una computadora, esas cosas. Me dice que invertirá su dinero ahí. Que vé imposible hacer el viaje conmigo. Pero que me ama.

Como sea, me quedo.

Los socios, un año después, lo estafan.

La plata se va, se esfuma.

Paul Bowles se muere.

Me lo perdí por titubear, pienso.

Estoy sentada en mi silla, con el gato en la falda. El gato ronronea; me pongo a llorar.

3 comentarios:

  1. Me en-can-tó, Patricia!! Siempre paso por tu blog, es uno de mis preferidos, sólo frecuento blogs literarios... yo también escribo!!!
    Un abrazo
    Claudia

    ResponderEliminar
  2. Nunca, nunca titubear.
    El blog está cada vez mejor.

    ResponderEliminar
  3. muy lindo relato. lo fui avisitar a bowles, justo ese dia estaba enfermo. me hizo saber que podia pasar al dia siguiente pero yo ya no estaba en tanger. al tiempo murio. me atrapo igual que a la protagonista de tu cuento el amor entre el y jane. salu2. maru

    ResponderEliminar

LA PRUEBA VIVIENTE

LA PRUEBA VIVIENTE
Recién salidito del horno

Escapando a la crítica

Escapando a la crítica
Pere Borrell del Caso

Entradas populares

ELOGIO AGRIDULCE DEL CAPUCHINO - Roberto Arlt

Minga de café. Abstención completa. ¿Y qué le queda a usted? Reducirse al capuchino, al innoble y seductor capuchino, que es una mezcla, por partes iguales, de leche y café, servida en una tacita de café. La tacita, para que usted se haga la ilusión de que se manda a bodega una ración de achicoria, y para engañar la visión, como los cocainómanos que cuando no tienen con qué doparse, toman por la nariz ácido bórico o magnesia calcinada. El caso es hacerse la ilusión...

LLámame y te veré

LLámame y te veré
AVA GARDNER

Fidelidad presidencial

"Un día el presidente Coolidge y si mujer estaban de visita en una granja del gobierno. Al poco de llegar los embarcaron en excursiones separadas. Al pasar ante los pollos, la señora Coolidge preguntó al jefe de la granja si los gallos copulaban más de una vez al día. 'Docenas de veces', fue la respuesta. 'Por favor, dígaselo al presidente', pidió la señora Coolidge. Cuando el presidente pasó ante las aves y le contaron lo de los gallos, preguntó: '¿Cada vez con la misma gallina?' 'Ah, no, señor presidente, cada vez con una distinta.' El presidente asintió lentamente y añadió: 'Dígaselo a mi señora'."

citado en una antología de M H Siegel y H P Zeigler

El exilio de Helena

El exilio de Helena
Botticelli

Chica rara, de 'Frankenweenie'

Chica rara, de 'Frankenweenie'
La joven no termina de encajar con los otros niños de Nueva Holanda. Quizás sea cosa de su desconcertante mirada.

Todos tenemos un trastorno de personalidad. La doble personalidad del Agente Perry

Todos tenemos un trastorno de personalidad. La doble personalidad del Agente Perry
Un ornitorrinco / Un agente secreto.

Fiera venganza la del tiempo

Fiera venganza la del tiempo
el joven Bono

Tiéntame, Liam...

Tiéntame, Liam...

Los viernes me siento así

Los viernes me siento así
Ilsutración de Walter Crane sobre La Bella y la Bestia

Conocerlo todo, según Mahfuz

"Un escritor debe conocerlo todo, lo bueno y lo malo, especialmente esto último, pues la maldad es la fuente del teatro." Naguib Mahfuz.

Paradoja del deseo - Oscar Wilde

En este mundo yo sólo sé de dos desgracias: la primera es no conseguir lo que uno desea, y la otra es conseguirlo; ¡esta última es una verdadera tragedia!

Testamento de Florencio Sánchez

"Si yo muero, cosa difícil, dado mi amor a la vida, muero porque he resuelto morir. La única dificultad que no he sabido vencer en mi vida ha sido la de vivir. Por lo demás, si algo puede la voluntad de quien no ha podido tenerla, dispongo: primero, que no haya entierro; segundo, que no haya luto; tercero, que mi cadáver sea llevado sin ruido a la Asistencia Pública, y de allí a la Morgue. Sería para mí un honor único que un estudiante de medicina fundara su saber provechoso para la humanidad en la disección de cualquiera de mis músculos."

A veces no soy prudente en asuntos de amor

A veces no soy prudente en asuntos de amor
Caperucita Roja. Gustavo Doreé.

Leonard Cohen

Leonard Cohen

Celeste Albaret

Celeste Albaret
Pintada por Jean Claude Fourneaur, 1957

Quiero el sillón presidencial

Quiero el sillón presidencial
Mother Gothel, Rapunzel

Sobre la Vejez. Marguerite Yourcenar

Ya a los 80 años, al responder una pregunta sobre su edad, dijo que no la notaba. "Cuando me canso -explicó- tengo 10 siglos; cuando trabajo, 40 años."

Sobre la vejez. André Maurois

Envejecer es una mala costumbre.

Siempre idéntica a sí misma

Estaban una pera y un tomate en la parada del autobús. Y el tomate le pregunta a la pera:
-¿Hace cuánto que espera?
Y la pera responde:
-Desde que nací.

Búsquedas desesperadas - Woody Allen

«No solo no existe Dios, sino a ver cómo encuentras un electricista un fin de semana».

Conócete a ti mismo. Oscar Wilde

Yo soy la única persona en el mundo a quien desearía conocer a fondo; pero no veo ninguna posibilidad de hacerlo, por ahora.

He malgastado mis horas - Leonardo Da Vinci

Las promesas engañan; el tiempo decepciona; la muerte burla los cuidados; las ansiedades de la vida son nada.

Casi perfecta

Casi perfecta
Pavo real albino del zoo de Colombia

La Rana Más Bella del Mundo

La Rana Más Bella del Mundo
La Más Venenosa!

Etérea. Tradición oral española.

Este es el cuento de María Sarmiento

que fue a cagar y se la llevó el viento

Así de camella han estado mis vacaciones

Así de camella han estado mis vacaciones

Chirimoyas del amor

Chirimoyas del amor

Ser tu ángel de la guarda

Ser tu ángel de la guarda
Porno victoriano

Porno Victoriano

Porno Victoriano
Una chica común

Topless

Topless
Porno victoriano

Hacerte un poco de daño

Hacerte un poco de daño
Porno Victoriano

Peggy Olsen

Peggy Olsen
Una puede ser como ella...

De una Suplicante a Santa Lucía

En una plaquita debajo de la imagen de Santa Lucía, en la Iglesia de Pompeya, se lee: "Acuérdate de mi marido".
El quid es: ¿el marido de la suplicante padecía una dolencía en los ojos? ¿O la suplicante quiso decir: "No lo pierdas de vista"?!

Santa Lucía

Santa Lucía
Patrona de los Ojos

La niña que baila

La niña que baila
Miniatura de Antonio Esquivel

Este fin de semana viajo fuera...

Este fin de semana viajo fuera...
Anita Ekberg, 1953

Follow by Email

Entradas populares

Páginas vistas en el último mes

Buscar este blog

Cargando...

Translate

Google+ Followers

Seguidores